El código Dron

En las últimas décadas se observó un número reducido de aficionados en la actividad de aeromodelismo. Esto se debe en parte a los precios de las miniaturas a escala de aviones y helicópteros, que generalmente son importados y por los cuales se paga un impuesto.
Desde hace varios años también hubo un aumento considerable de los vehículos aéreos no tripulados (VANT) y de drones; ambos funcionan a control remoto y utilizan hélices o propulsión a chorro para su desplazamiento. En realidad, ambos terminan siendo la misma cosa, la única diferencia es en la utilización que se les da.
Para empezar y para efectos prácticos, los drones son para uso recreativo y los VANT se usan para actividades comerciales, militares, policiales y de investigación. Es importante aclarar que la persona que toma el mando de un dron o de un VANT pasa a ser el verdadero piloto del mismo. Por eso, también se vuelve responsable por todo lo que pueda suceder durante el vuelo.
La importancia del tema se ha visto amplificada debido a la facilidad, en los últimos años, para adquirir estos artefactos, sea por la gran reducción en los precios de los mismos o por la falta de reglamentación inicial de venta.
Se empezaron a observar varios eventos negativos y eso hizo que las autoridades empezaran a preocuparse. Como algunos ejemplos, podemos citar:En Brasil, la delincuencia organizada pasó a usar estos artefactos para hacerles llegar teléfonos celulares a los líderes criminales en las prisiones.

El día 14 de octubre de 2014, en Serbia, durante un partido de fútbol entre los equipos de Serbia y Albania, organizado por la Unión de las Federaciones Europeas de Fútbol (UEFA), un dron, con bandera de Albania, empezó a sobrevolar la cancha y hubo que interrumpir el partido. Algunos jugadores consideraron que era una provocación y eso a su vez dio origen a conflictos en la cancha.

Basándose en una reflexión sobres estos eventos y pensando en los posibles eventos peligrosos que podrían suceder durante los Juegos Olímpicos Río 2016, se vio que el mismo tipo de dron podría transportar alguna sustancia biológica, química o radioactiva, y se caracterizó como arma de destrucción en masa (ADM). A raíz de ello se utilizaron bloqueadores de señal para ese modelo de objetos voladores durante los JJOO Río 2016.Pérdida de privacidad
Entre otros ejemplos de uso nocivo de drones, podemos considerar la pérdida de privacidad de las personas, la transmisión clandestina de shows y eventos, y una propia colisión (accidental o intencional) con una aeronave de transporte de pasajeros, lo que causaría la muerte de centenas de personas.
Ambos tipos de drones son considerados aeronaves, incluso aquellos que se vendan en tiendas de juguetes. Siendo así, deben acatar las normas legales y las reglas de seguridad.
En Portugal, por ejemplo, se instauró recientemente el “Código Dron”, con la finalidad de reglamentar el uso y las condiciones de vuelo. Se puede concluir que uno de los mayores problemas es saber cómo impedir que un dron, que se venda para actividades de recreación, y por ende, con poco control, se use como VANT para fines irregulares, especialmente por organizaciones criminales o terroristas. Este es un desafío tridimensional pues requiere de la actuación transversal de varios vectores: la Fuerza Aérea, la Aviación Civil, las Fuerzas de Seguridad Pública y la Seguridad Privada.

Deja un comentario

Cerrar menú
×

Carrito

Cerrar panel