Casi dos tercios de la población compartiría su geolocalización con la policía ante una…

Casi dos tercios de la población compartiría su geolocalización con la policía ante una...

«Hasta el 61% de los ciudadanos estaría dispuesto a compartir datos privados con la policía para que se les avisara en caso de una situación de emergencia». Así se desprende del Índice de Seguridad de Unisys, que en esta edición de 2020 se realizó en pleno confinamiento debido a la pandemia producida por la COVID-19, a más de 15.000 adultos de todo el mundo. Y es que la crisis sanitaria mundial que vivimos debido a la pandemia causada por el COVID-19 ha hecho que nos replanteemos las prioridades sobre nuestra intimidad. Además, los niveles de preocupación sobre la seguridad personal son los más altos en la historia de este estudio de Unisys.

El barómetro destaca que el 54% de los encuestados también aceptaría compartir datos privados con las instituciones públicas para hacer más fácil la vida burocrática, como por ejemplo, la expedición del carnet de conducir; o con el banco para recibir alertas de intento de fraude o robo con la tarjeta de crédito (hasta el 52%).

Sin embargo, otras situaciones, como compartir los hábitos de viaje para agilizar los trámites en el aeropuerto o compartir datos sanitarios con el seguro médico no son del gusto de la mayoría: sólo el 47% en el primer caso y el 46% en el segundo ve cómo aceptable compartir esas informaciones.

En los últimos meses, y debido a la pandemia causada por la COVID-19, se ha hablado en
muchas ocasiones sobre la posibilidad de que el Estado accediera a través de aplicaciones
móviles a la geolocalización de los ciudadanos para conocer el grado de cumplimiento del
confinamiento; de hecho, RadarCovid, la app oficial de detección de contagios en España ya se encuentra en pruebas.

En el caso de los encuestados que no aceptarían compartir datos con la policía ni siquiera ante una emergencia, se destaca que no es una razón suficiente para hacerlo o que les preocupa el uso de los datos seleccionados.

Las cifras del estudio: de la felicidad de Holanda a la preocupación máxima de Filipinas
En cifras globales, el Índice se mantiene en 175 sobre 300 –como el año pasado- pero en esta edición se ha observado un crecimiento significativo en las preocupaciones por la seguridad nacional (de 167 a 172) y por la seguridad personal (de 176 a 181), frente a caídas importantes en la percepción del riesgo financiero (de 180 a 176) y del relacionado con Internet (de 179 a 171).

La preocupación por la seguridad personal se encuentra en el punto más alto desde hace 14 años. Destaca por ello que hasta el 61% de los consumidores están dispuestos a compartir su localización si eso ayuda a la policía a encontrarles en caso de emergencia.
Por regiones del mundo, las inquietudes en los mercados desarrollados van reduciéndose, mientras que los ciudadanos de los países en desarrollo siguen estando más preocupados.

En este sentido, resalta Australia como excepción (con un crecimiento en los niveles de
percepción de los riesgos desde 155 a 157). El país con los ciudadanos más preocupados es Filipinas (con un índice de preocupación de 238 sobre 300), mientras que el más indiferente es Holanda (con un índice de preocupación de 100 sobre 300).

Para acceder al Índice de Seguridad completo pincha aquí

Imágenes: Bernardbodo/Envato

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on print
Print
Ir arriba