Aumentan las estafas online relacionadas con las ayudas económicas por la crisis sanitaria

En plena crisis sanitaria provocada por la pandemia de Covid-19, los distintos gobiernos están llevando a cabo planes de ayudas económicas y sociales para los ciudadanos y empresas que son los grandes afectados en esta difícil situación. En este contexto, se ha observado que los ciberdelincuentes están utilizando como gancho estás ayudas para lanzar ataques y estafas online contra personas. Los países que más han recibido este tipo de estafas online son EE.UU., Australia, Canadá y Reino Unido.

Los riesgos potenciales asociados al uso del coronavirus como gancho también se ven amplificados por la rapidez de la información que rodea a este tema global. Las noticias cambian de hora en hora, si no por minutos, y no siempre está claro quién tiene la información correcta. Este tipo de eventos crea un entorno rico para la información errónea y los atacantes a menudo aprovechan la confusión como una oportunidad para presentar lo que quieren que sepas y hagas como algo real y autorizado.

Esto es fruto del trabajo del equipo de investigadores de Proofpoint y por ello, para ayudar a los consumidores a protegerse, plantean unas seis sencillas normas para mantener a salvo la información personal de los intentos de fraude relacionados con esta pandemia.

  • Ser consciente del riesgo. Saber que los atacantes harán todo lo posible para engañarle y hacerse con su dinero puede ayudar al usuario a adoptar una postura escéptica con respecto a la información que pueda ver o escuchar. Y advertir a otros del peligro potencial.
  • Tener cuidado con los correos electrónicos, mensajes de texto, comunicaciones de redes sociales o llamadas telefónicas que reciba que prometan ayudas. Cualquier correo electrónico u otra comunicación digital que reciba el usuario preguntándole o proponiéndole ayudas, es casi seguro un fraude.
  • No proporcionar el número de cuenta bancaria, nombres de usuario / contraseñas, número de seguro social u otra información personal en respuesta a cualquier solicitud online, y evitar hacer directamente clic en los enlaces enviados por correo electrónico. Si tiene alguna duda sobre las ayudas y cómo hacerlas efectivas, diríjase directamente a instituciones autorizadas para obtener directivas adicionales.
  • Crear nombres de usuario y contraseñas únicos para cada cuenta. En caso de que le roben sus datos de acceso, puede reducir el riesgo de ver comprometido el acceso a otros servicios utilizando credenciales diferentes en cada cuenta. Esta práctica es especialmente importante en cuentas de correo electrónico, sitios web financieros / bancarios, inicio de sesión en dispositivos profesionales o datos de acceso a servicios de streaming.
  • Verificar la legitimidad de las webs. Si está visitando un sitio web, el consumidor puede verificar que el sitio sea seguro haciendo clic en la imagen del candado a la izquierda de la dirección del navegador. Asegúrese de verificar que el nombre del servidor sea el destino deseado.

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on print
Print