La biometría física, la tecnología de identificación más segura

Las amenazas y vulnerabilidades seguirán siendo un riesgo en auge para las empresas a lo largo del año. Es por ello que cada vez más compañías optan por la tecnología biométrica y la inteligencia artificial como método más seguro para la identificación y verificación de la identidad. Así como una garantía de seguridad para evitar fraudes o vulnerabilidades en el control de accesos de las compañías e instituciones.

Según el Informe Global sobre Fraude e Identidad 2020, elaborado por Experian, tres de cada cinco compañías aseguran ser testigos de cómo el fraude ha crecido en los últimos 12 meses. Para ponerle freno, éstas apuestan, en más de la mitad del número total de encuestadas, por invertir en inteligencia artificial.

Los resultados del estudio revelan que las organizaciones de todo el mundo se están comprometiendo con la tecnología avanzada. En un entorno donde 3 de cada 5 empresas afirman que el fraude ha aumentado en los últimos 12 meses, la analítica se convierte en una prioridad para autentificar la identidad y prevenir acciones fraudulentas y, como consecuencia, más de la mitad de las empresas de todo el mundo busca invertir en IA.

Esto demuestra que los métodos avanzados de autenticación, como el aprendizaje automático, la inteligencia de dispositivos y la biometría, podrían ser claves en el proceso. De hecho, el 81% de los consumidores encuestados de todo el mundo considera que la biometría física es la forma más segura de verificar la identidad.

Identificación de clientes y ofertas personalizadas

Las empresas de hoy en día necesitan ofrecer algo más que productos y ofertas personalizadas. Necesitan cumplir en todo momento con las expectativas de los clientes en cuanto a seguridad y comodidad.

Las conclusiones del estudio denotan una disonancia entre la percepción de las compañías y los clientes con respecto a su identificación. Mientras que el 95% de las empresas confía en su capacidad para identificar a los clientes en el entorno digital, sólo la mitad de los consumidores se sienten reconocidos cuando realizan operaciones en los distintos portales o tiendas online.

Pese a que la confianza de las empresas es elevada, el 57% de ellas experimenta un aumento en las pérdidas por fraude de un año a otro, a menudo como resultado de la incapacidad de reconocer a los clientes.

La creación de la experiencia digital definitiva es el gran objetivo para las empresas, y todo se reduce a ser capaz de reconocer digitalmente a los clientes existentes y potenciales de forma precisa y coherente”, comenta Rita Estévez, CEO y Market President de Experian España y Portugal.

Estévez añade: “Y mientras las empresas consideran que están haciendo un buen trabajo, el fraude sigue aumentando y los consumidores sienten que las empresas no los reconocen. Las compañías deben esforzarse en analizar los datos y utilizar herramientas tecnológicas avanzadas para mejorar las experiencias de los clientes, identificarlos debidamente y como consecuencia de esto, prevenir el fraude”.

Además de reconocer a los consumidores, las empresas también deben tener en cuenta la seguridad y la conveniencia. Por tercer año consecutivo, los consumidores citaron la seguridad como el elemento más importante de sus experiencias online.

El 74% afirmó que la seguridad era su principal prioridad, seguida de cerca por la conveniencia. “Aunque los consumidores son conscientes de las acciones que hacen las empresas para mejorar sus experiencias digitales, como las ofertas personalizadas, la probabilidad de que continúen una relación con una empresa se reducirá a cómo de seguras y significativas sean esas relaciones”, apunta Estévez.

El tercer Informe anual sobre Fraude e Identidad de Experian se basa en la opinión de más de 6500 consumidores y 650 empresas en todo el mundo.

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on print
Print