Conexión estable: el eslabón perdido en el territorio nacional

Sin embargo, la infraestructura argentina está aún lejos de las condiciones que debería tener para poder soportar muchas de las transmisiones que implica un ecosistema con Internet de las Cosas. ¿Por qué? Porque la cobertura celular se encuentra geográficamente limitada a una parte del territorio y hay en una porción importante de superficie del país, sobre todo en muchas rutas principales que no están cubiertos por ninguno de los prestadores, ni con 2G, 3G o 4G (LTE).

Este hecho está tan naturalizado entre las empresas que, al momento de contratar un servicio como puede ser: el monitoreo o gestión de sus activos, o bien la incorporación de herramientas tecnológicas que colaboren en mejorar la seguridad y prevenir accidentes o bien sensorizar mercaderías o vehículos, ya dan por sentado que no podrán aprovechar el 100% del potencial de uso de la solución ya que en determinadas zonas la conexión será, indefectiblemente, interrumpida. Y no se trata de un problema momentáneo ni aleatorio: es una constante.

Lamentablemente, esto es algo que las empresas conocen a la perfección, por eso no se sorprenden al perder cobertura y, en ese sentido, en estos tramos específicos de caminos, no exigen contar con la información en tiempo real. Pero, lo cierto, es que en esos momentos desperdician el potencial de las soluciones que contratan.

Al margen de lo que es cobertura de la red celular, también hay localidades que todavía no cuentan con banda ancha que les permita implementar soluciones de IOT con conexión a dispositivos. Esto también es común en Argentina: se cuenta con el servicio en las grandes ciudades, pero al alejarse un poco de estos epicentros la cobertura es menor a la calidad mínima requerida.

Dentro del Indice Network Readiness (NRI por sus siglas en inglés) -que determina cuán listos se encuentran los países del mundo, a nivel Red para ciertos servicios-, la Argentina se ubica en el puesto 90, por debajo de: Brasil, México, Ecuador, Marruecos, Vietnam o Jamaica. El retroceso del país en su conectividad y cómo se ubica en comparación con sus pares, no se relaciona solo con la no inversión en infraestructura sino con todas las acciones que los otros sí impulsan en relación a esta tarea.

En el caso particular de la contratación de los servicios de Pointer, la experiencia nos dicta que, al momento de pautar la implementación de las soluciones, es el cliente quién nos indican en qué zonas detectaron ya la falta de cobertura y en cuáles funcionan mejor con determinado proveedor. Entonces, generamos planes que les permitan aprovechar al máximo ese servicio e incluso se emplean opciones con SIMs Multicarrier para que el dispositivo esté en todo momento conectado al mejor prestador celular disponible.

Para más información: www.pointer.com.ar 

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on print
Print